• eventodo

3 RAZONES PARA AMAR A GABRIELA DE LA GARZA EN ‘AMARRES’


La actriz mexicana hizo su debut en el 2001 y, actualmente da vida a una mujer disruptiva y retadora que vive su sexualidad sin tapujos en la serie AMARRES. La primera temporada se encuentra ya disponible en HBO Max. Su personaje, Ana, es una madre poco convencional quien para sacar a su familia adelante se introduce en una antigua tradición de la brujería: los amarres de corazones, un negocio de magia prehispánica que profesaba su abuela Celia, quien asegura que Ana tiene un “don” especial, a pesar de renegar de él. Aquí te compartimos 3 razones por la que no te puedes perder a Gabriela de la Garza en AMARRES.

  • Empodera a la mujer y madre contemporánea

Gabriela de la Garza retrata el aspecto aspiracional de la mujer mexicana contemporánea en su papel en la serie de AMARRES, en la que muchas pueden verse reflejada, puesto entiende que el amor a sus hijos no está peleado con el vivir de manera más orgánica y libre su sexualidad. Ana, su personaje, es una mujer que reta los estándares y los paradigmas de una cultura que privilegia a la mujer y madre abnegada aún en nuestros días. “Aunque Ana ama a sus hijos, es una mujer que vive bajo sus propias reglas, sin ataduras. Es libre y decide cómo llevar su vida, su sexualidad, escoger a su pareja (si es que quiere tenerla), educar a sus hijos, etc. Es una madre de clase media que sale todos los días a ganarse la vida para sacar a sus hijos adelante, como la gran mayoría en este país; además de ser divertida y relajada; de momentos vive y actúa sin pensar en las consecuencias y por eso se mete en tantos problemas, pero a la vez asume sus decisiones con inteligencia”, expresó Gabriela de la Garza.

  • Se tomó tan en serio su papel en la serie que se adentró en el mundo de la brujería

Gabriela de la Garza se destaca por su profesionalismo y para ello decidió investigar en carne propia en lo más profundo de los pasillos del Mercado de Sonora, hasta el último día de filmación para entender mejor las diferentes corrientes de la hechicería en México que van desde los rituales prehispánicos hasta la santería que se profesa en la ciudad, además de guiarse de brujas contemporáneas. “Hice de todo para aprender de ellas, lo mejor es que me recibieron con los brazos abiertos, estaban felices de participar. La brujería es parte de nuestra educación y nuestra idiosincrasia, forma parte de nuestro inconsciente colectivo. “Además Ana tiene mucho de mí, de mis abuelas. Las frases que pueden ver eran de mis familiares y son parte de su léxico diario. Los miembros de la producción me dieron absoluta libertad para crear en conjunto con el director y la guionista. La libertad no es común, así que realmente se agradece el poder crear en colectivo”, añadió.

  • Porque es el sostén de una familia proveniente de una clase trabajadora

AMARRES retrata a una sociedad que conecta con el rol empoderado que las mujeres están tomando, en la que son la cabeza de la familia sin victimizarse o resignarse a ello, Ana eligió conscientemente esta vida, con todo lo que implica. Ella se aleja de la fantasía del amor romántico, en el que se va a sentir salvada y protegida y se adueña de sus deseos y vive de manera arriesgada. “Normalmente no vemos mujeres retratadas transparentemente en la televisión, con sus defectos reales por delante. Esta una representación honesta y real, Ana es una mujer con muchos defectos y con la capacidad de resolver sus problemas a cómo la vida le da entender, a pesar de las circunstancias, no se da por vencida y busca salir adelante pase lo que pase, aunque a veces sus decisiones no sean las más acertadas”, agregó. AMARRES es la primera serie de HBO Max producida en México y forma parte de los 100 proyectos, bajo la marca Max Originals en Latinoamérica, a desarrollar en los próximos dos años.



0 vistas0 comentarios