• boletin

Pequeña Gran Vida


Pequeña Gran Vida imagina lo que ocurriría si, como una solución para la sobrepoblación, unos científicos noruegos descubrieran la forma de reducir a los humanos a una estatura de cinco pulgadas y plantearan una transición global de 200 años para pasar de ser grandes a ser pequeños.

La gente pronto se da cuenta de que tendría mucho más dinero en un mundo miniaturizado. Con la promesa de una vida mejor, un hombre común y corriente, Paul Safranek (Matt Damon) y su esposa Audrey (Kristen Wiig) deciden abandonar sus estresadas vidas en Omaha para vivir en una nueva comunidad reducida y dan el salto irreversible que generará experiencias que cambiarán su vida cuando se vuelven pequeños.

Paul Safranek (Matt Damon) ha vivido en una versión más pequeña de sí mismo hace mucho tiempo.

Apenas logra cubrir los gastos con su salario de terapeuta ocupacional en Omaha Steaks, fracasó en hacer realidad los grandes sueños de su esposa Audrey (Kristen Wiig) y abandonó sus propios ideales para dedicarse a cumplir las expectativas de otros. Los futuros prospectos de la pareja cuarentona y sin hijos, de clase media, se estrellan contra una muralla.

Ha pasado una década desde que él observó cuando el Dr. Jorgen Asbjørnsen (Rolf Lassgård), un científico noruego, asombró al mundo con una solución para su mayor problema, la sobrepoblación. ¿El remedio? La miniaturización celular, mejor conocida como reducción. ¿El objetivo? Convencer a 6% de la población mundial para que acepten voluntariamente ser reducidos a 5 pulgadas de altura en 200 años y minimizar así la posibilidad de la extinción humana.

La vida en pequeño tenía un gran propósito. Pero la noble misión para salvar a la raza humana necesitaba un pequeño ajuste.

Paul y Audrey descubren la posibilidad de mejorar su vida a través de la reducción cuando encuentran a su amigo Dave (Jason Sudeikis) en una reunión de su antigua escuela. Paul no podía creer lo que veía: Dave y su esposa Carol, ahora de cinco pulgadas, tenían una vida perfecta y lujosa en Leisureland, una comunidad impecablemente planeada para los seres pequeños. Los Safranek necesitaban verlo por sí mismos.

El recorrido por Leisureland fue sorprendente: Lo mejor del mundo grande en una reducción a escala proporcional para los pequeños. ¿La ventaja? Su patrimonio de US$100,000 que no servía para comprar prácticamente nada en el mundo grande se convertiría en una maravillosa cifra de US$12.5 millones en el mundo pequeño. Ellos podrían disfrutar todos los lujos durante su vida entera.

¿La desventaja? Tendrían que encogerse a .0364% de su masa corporal y volumen actuales. La reducción sería irreversible.

Por suerte para ellos, cualquier deficiencia en el procedimiento se resolvió en los 10 años previos. Todo estaba perfeccionado. O al menos eso pensó Paul.

Un año después la arriesgada decisión resultó negativa. Paul se divorció y está solo, trabaja como representante de ventas y vive en un departamento pues el destino no le favoreció. Tiene un vecino playboy serbio llamado Dusan Mirkovic (Christoph Waltz) que, con su socio de negocios Konrad (Udo Kier), lo introducen a su existencia mundana y comparten con él sus lujosas fiestas. Es ahí donde Paul conoce a una vietnamita disidente, refugiada y amputada llamada Ngoc Lan Tran (Hong Chau), el ama de llaves de Dusan, que fue reducida sin su consentimiento y exiliada de su país. Es una mujer que no soporta las idioteces y obliga a Paul a experimentar otra desventaja del mundo reducido: los edificios de departamentos donde ella y otros emigrantes pobres viven en el otro lado de un enorme e imponente muro.

Inmerso en el mundo de ella, Paul será capaz de entender un amor que nunca imaginó, una perspectiva que no creyó posible y una oportunidad de grandeza que jamás concibió.

#PequeñaGranVida #mattdamon #Paramount

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo